21/4/19

El afinador de guitarra en todas sus variantes.


Afinador de guitarra



















Afinar la guitarra es uno de los primeros retos que afrontamos con el instrumento, en la actualidad disponemos de muchos tipos de afinador que nos facilitan dicha tarea, repasaremos los tipos de utensilios más habituales para afinar, con sus respectivas ventajas e inconvenientes.

Pito de afinar
 

El pito de afinar.

Este artilugio de tiempos antiguos tiene un funcionamiento bien sencillo, soplas en él y produce un pitido en la nota para la cual está diseñado, es decir que si compraste un silbato afinado en La, producirá un La, a partir de ahí, como sabes que la quinta cuerda de la guitarra es un La, afinarás de oído, por comparación, soplando cuantas veces consideres necesario. El resto de cuerdas las afinas por el método tradicional de comparar unas con otras (quinto traste de la quinta cuerda es igual a la cuarta al aire, etc.). 

 

Diapasón Diapasón.

Otro método tradicional es el diapasón, no el diapasón de la guitarra sino un dispositivo metálico en forma de horquilla que produce un tono al vibrar, generalmente el La, de modo que la afinación se realizaría de oído, por lo que compartiría ventajas e inconvenientes con el pito de afinar, esto es que son sistemas de afinación económicos que te ayudan a desarrollar el oído.




 

 

 

Afinadores electrónicos.

Los afinadores electrónicos captan el sonido de tu guitarra dependiendo del modelo, bien por conexión por cable, por micrófono integrado en el afinador o por vibración. 
La primera distinción importante es entre afinador de guitarra estándar o cromático.

Un afinador estándar suele venir con las notas de la guitarra establecidas, entonces tú seleccionas qué cuerda vas a afinar y el indicador mostrará, mientras pulsas la misma, si está demasiado baja o demasiado alta.

El afinador cromático te mostrará cada intervalo por el que estás pasando al cambiar la tensión de una cuerda, incluyendo sostenidos y bemoles, lo que lo hace muy recomendable si vas a utilizar alguna afinación no convencional.

Además de la funcionalidad podemos encontrar diferencias en cuanto a la presentación física de los afinadores electrónicos:

  • Afinador de sobremesa.Se podría decir que es un formato clásico, suelen funcionar con micrófono -para instrumentos acústicos- y conexión por cable, los hay cromáticos, con metrónomo incorporado y muchos incorporan el sonido de una nota, para poder afinar de oído. Para muchos un modelo obsoleto, para otros fiable y duradero.
Afinador electrónico

  • Afinador de pinza.  Probablemente sea la razón por la cual el afinador de sobremesa sea menos popular.Fácil de transportar, de sujetar en la guitarra y de visualizar; algunos tienen el cabezal flexible, para adaptarlo a diferentes posiciones. Afinan por vibración no por sonido, hablando de vibraciones hay lugares de la pala en los que pueden producir alguna no deseada, es cuestión de probar.

Afinador de pinza
  • Afinador de pedal. Si eres de los que lleva pedalera un pedal afinador es una buena opción, suelen tener una pantalla con buena visualización, mientras afinas silencia el sonido y los zumbidos de tu equipo y en algunos modelos puedes alimentar otros pedales.
 
Afinador de guitarra formato pedal

Tecnología en la afinación.


Pues si, los avances tecnológicos llegan a todo, ¿ cómo han afectado al modo en que afinamos el instrumento?
  • Afinación polifónica. Llegó la posibilidad de ver simultáneamente el estado de afinación de todas tus cuerdas, Tc electronic tiene unos afinadores en formato pedal y pinza que realizan esta tarea; en lo personal me parece interesante, aunque en la práctica debo reconocer que, aparte de la curiosidad, no me supuso un gran cambio.
El afinador de guitarra polifónico.


  • Guitarras que se afinan solas. Pues si, en el 2007 Gibson anunció su Gibson Les Paul Robot, según ellos la primera guitarra en el mundo que se afinaba sola, incorporaba una versión del controvertido sistema de afinación Gforce, aunque ya existían sistemas similares, como el Transperformance, usado por Jimmy Page.  En el año 2019 Gibson ha retirado el sistema Gforce de muchos de sus modelos, no parece ser muy querido por sus fans.


Aplicaciones en todas partes.
Si, en móvil o en el navegador también hay aplicaciones para afinar la guitarra una búsqueda en Google basta para ver las miles de opciones, como recurso desesperado puede servir, pero mucho cuidado con la fiabilidad de las fuentes. 
 
En todo caso el afinador de guitarra en todas sus variantes debe servir para un único propósito, afinar, y para ello con una inversión menor de 20 euros podéis resolver perfectamente el cometido. 


¡Feliz afinación!

3/4/19

Joel Paterson toca los solos de Scotty Moore.

Joel Paterson es un guitarrista que trabaja por la zona de Chicago, devoto de la guitarra, con un sonido clásico de fingerpickin' anda embarcado en varios proyectos, que podéis investigar en su página web https://www.joelpaterson.com/.

En el siguiente vídeo, en menos de cinco minutos Joel toca cada solo que grabó el legendario Scotty Moore junto a Elvis Presley en las sesiones de grabación de Sun Records, así que si os interesa podéis poner a trabajar el ojo -y la oreja-.


1/4/19

Oscar Aleman, la vida con swing.

Oscar Alemán.
















Oscar Marcelo Alemán fue un compositor y guitarrista nacido en Argentina, con un sonido muy similar al del popular Django Reinhardt con quien tenía muchas cosas en común, pero con una dimensión musical mayor, adquirida de la música Argentina y Brasileña.

Nació el 20 de febrero de 1909 en Resistencia (Machagai), en la provincia del Chaco, de padre uruguayo y madre toba (una etnia india originaria del Chaco); ella era pianista y él guitarrista, formaron una familia numerosa, con 7 hijos, se dedicaban a hacer representaciones artísticas en las que el pequeño Oscar destacaba desde pequeño, a los 6 años tenía una movilidad y una elasticidad inusual para su edad; en el espectáculo familiar zapateaba el “malambo”, que es un baile folclórico original del sur -con raíces en la danza africana-

El lugar donde vivían tenía una economía basada en la recogida de algodón; Su padre apenas podía mantener una familia tan numerosa, en 1915 se mudaron a Buenos Aires, donde los pequeños aportaban dinero a la familia trabajando como limpiabotas, vendedores de diarios o abriendo puertas de coches, esperando una propina.

El hermano mayor de Oscar muere de tuberculosis, su padre desesperado decide probar fortuna en Brasil con toda la familia, excepto su esposa y dos hijos menores, que quedan en Buenos Aires. Llevarían una representación de productos (algodón, tabaco, alcohol, etc)

Durante las representaciones del grupo familiar, Oscar se limita a bailar, pero empieza a aprender -mediante el oído y la observación- a tocar la guitarra y el cavaquinho (procedente de Portugal, es un antecesor del ukelele). La venta de productos no funciona, las actuaciones apenas dan para comer y enviar algún peso a Argentina, destinado a la familia que aguarda allí las buenas noticias, que no llegan. Por si fuera poco, una especie de representante local, que es el que hace los contratos al grupo de la familia, se queda con el dinero destinado a Buenos Aires.






El padre, don Jorge ,pierde el contacto con su esposa, doña Marcela, y va a visitarla; cuando llega a la capital Federal, se entera que ella ha muerto por una enfermedad, agravada por la malnutrición. Don Jorge regresa a Santos, Brasil, pero la tristeza, sumada a la rabia por Figueroa, el empresario culpable de robarle los envíos de dinero a su fallecida mujer, le sumen en una depresión profunda. Durante un viaje en tranvía, al pasar por un puente, se suicida saltando al vacío.

A los 12 años de edad, Oscar se encuentra huérfano y abandonado por sus hermanos, que se buscan la vida cada uno como puede, los hermanos pequeños que vivían con su madre, son internados en un orfelinato, con el apellido de esta.

Nuestro querido guitarrista, se convierte en un niño de la calle, en Santos, tratando de ganar monedas con los trabajos antes descritos, comiendo gracias a la caridad. Lo poco que gana lo ahorra para comprar un cavaquinho que ha visto en el escaparate de un luthier, como si supiese que esa era su vía de futuro.

Ahorra moneda a moneda, y va pagando por el instrumento, en anticipo; pero antes de completar el pago, el luthier fallece, para desolación de Oscar, sin embargo, la viuda cumple una voluntad del artesano, que no es otra que entregar el instrumento a Oscarcinho, con su mejor estuche.

En algún momento de esta época comienza a trabajar en tabernas, hasta que conoce a un guitarrista brasileño llamado Gastón Bueno Lobo, que le aconseja que para progresar, debe cambiar el instrumento de 4 cuerdas por el de 6, así que le obsequia una guitarra, a la que Oscar se acostumbra rápidamente; allá por 1925 forman un dúo, deciden llamarse “Les Loups” (Los lobos) e interpretan todo tipo de géneros, entre ellos el tango. Hacen su debut en Río de Janeiro, en 1926.

26/3/19

Setlist Helper, la aplicación que te ayuda a gestionar tu repertorio.


Si andabas buscando una utilidad para gestionar tu o tus repertorios estás de enhorabuena; Setlist Helper funciona en IOS, Android o en un navegador, puede sincronizarse entre ambos y compartir canciones entre usuarios.
En el siguiente vídeo muestro las operaciones más sencillas cuando lo manejas desde el navegador:






Cause we've ended as lovers.

Stevie Wonder presents Syreeta.


El tema que nos ocupa es uno de los instrumentales más conocidos en el repertorio del guitarrista Jeff Beck, lo que no todo el mundo sabe es que la composición original es de Stevie Wonder quien compuso esta canción para una estrella del sello Motown Syreeta Wright, con la que tuvo un breve matrimonio en el momento en el que escribió esta y otras canciones en el segundo LP de Syreeta publicado en 1974 bajo el nombre "Stevie Wonder presents Syreeta";  el disco en su totalidad estaba lleno de temas escritos por el matrimonio, cuya vida conyugal apenas duró año y medio.
En aquel disco dejaron esta maravillosa canción:




En 1975 Jeff Beck publicaría el disco "Blow by Blow" el primero después de disolver al Jeff Beck Group, en ella incluye una versión de "Cause we've ended as lovers" dedicada al guitarrista Roy Buchanan y, en las anotaciones del disco también le da las gracias a Stevie, que se disculpaba por haber publicado antes el tema Superstition.
Jeff sigue tocándolo en directo y sigue sonando mágico como en esta versión:


25/3/19

Grady Martin: Sonido de Rock&Roll.


Grady Martin.
























Entre los años 50 y 60, hubo un legendario grupo de músicos que era conocido como “The Nashville A-Team”, es decir, el equipo A de Nashville; Encargados de hacer el trabajo sucio en las grabaciones de los artistas conocidos, otros ponían la cara y ellos el talento.

Dentro de este grupo hay un guitarrista que dejó huella, apenas conocido fuera de los círculos especializados, él es Grady Martin.

Nacido el 17 de enero de 1929 en un pequeño condado perteneciente a Tennessee, y siendo el menor de 4 hermanos, en una familia pobre de granjeros, dejó los estudios a los 15 años para ir a tocar a un programa de radio en Nashville.

Debido a su facilidad para improvisar y su versatilidad, pronto estuvo actuando varias veces en el "Grand Old Opry" y apareciendo en programas de televisión como "The Ozark Jubilee".

En 1950 ya formaba parte de la escena de músicos de estudio de Nashville, cuna de la música country, participó en uno de los mayores éxitos de ese año “Chattanoogie Shoe Shine Boy" de Red Foley, junto al cual también grabó otro gran éxito de 1950 "Birmingham Bounce”, una excelente tarjeta de presentación que hizo que el sello Decca se fijase en nuestro hombre, ofreciendo un contrato a Grady y su banda en 1951, firmaron como "Grady Martin and the Slew Foot Five", con la que no tuvo éxito, aunque trabajo nunca le faltó.





Siguió acompañando a otros artistas en el estudio, como al popular Bing Crosby o Patsy Cline, en los ratos libres, trabajaba en su banda, ahora denominada "Grady Martin and his Winging Strings".

22/3/19

Suzy Quatro: Cuero negro y glam.

Suzy Quatro
























Para quienes vivimos nuestra infancia entre los años 70 y los 80 era común pasar parte del tiempo en los salones recreativos, estirando al máximo el poco dinero que tuviésemos en el futbolín o los videojuegos más básicos, rodeados de humo, cáscaras de pipas y adolescentes flirteando entre sí. En aquel contexto hubo un tiempo en el que la música que prevalecía era el glam y sonidos derivados, aunque por una emisora de radio española setentera la mezcla de estilos era dispar hasta la incongruencia.
Entre referentes nacionales quinquis, ropa vaquera y zapatillas deportivas de marca nacional sonaba una punk rocker americana que además de componer y cantar tocaba el bajo y transmitía una imagen rompedora que conquistó al público joven de la época.

Su carrera tuve mayor repercusión en Europa y Australia que en su propio hogar americano, en Detroit; su padre era de origen italiano, pero los agentes de inmigración recortaron el apellido Quattrocchi a Quatro, y su madre era húngara, en el hogar Suzy cohabitó con 3 hermanas (una de la cual, Arlene, es madre de la actriz Sherilyn Fenn), un hermano y una hermanastra.

Las primeras influencias musicales de Suzy llegan a sus 6 años a través de la música de Elvis Presley, cuando le ve actuar en televisión, poco más tarde recibe clases de piano clásico, percusión y unos años después aprenderá de manera autodidacta a tocar la guitarra y el bajo, pero con 7 años Suzy toca la percusión en el grupo de jazz de su padre, The Art Quatro Trio.

En 1964 hecho su padre le regalará un bajo Fender Precission que estrenará pronto en la nueva banda de su hermana mayor Patti Quatro (que a mediados de los 70 se incorporó a la banda femenina Fanny), que había decidido formar una banda femenina de garaje a la cual llamará The Pleasure Seekers y para la cual adoptará el nombre de Patti Pleasure, Suzy cantará además de tocar el bajo y su seudónimo será Suzy Soul, además les acompañará la pianista del Art Quatro Trio, Diana Baker, la guitarrista Mary Lou Ball y la batería Nancy Ball; con esta primera formación debutan en el club The Hideout de Detroit; precisamente en Hideout records realizarán su primera grabación en 1965, un single con las canciones “Never Thought You'd Leave Me" y "What a Way to Die" posteriormente se realizaron diferentes cambios de músicas, en uno de ellos, en primavera de 1966, fue Arlene Quatro quien pasó a hacerse cargo del piano.