22/2/19

Viola Smith una de las primeras bateristas profesionales.



La legendaria Viola Smith que empezó a tocar en bandas en los años 20 aún está en activo, recién cumplidos 106 años milita en una banda de la localidad americana de Costa Mesa llamada Forever Young Band: America’s Oldest Act of Professional Entertainers.




En su día fue una de las primeras mujeres en tocar la batería de forma profesional, el secreto de su longevidad, según ella, es la actividad física que requiere el instrumento y beber vino con moderación.
Creció junto a 7 hermanas y 2 hermanos, cerca de Wisconsin, todos aprendieron a tocar el piano y su padre tenía pensado montar una orquesta solamente con las hermanas, la Schmitz Sisters Family Orchestra, posteriormente acortado a Smith Sisters Orchestra, que funcionó por el área de Wisconsin, en el circuito de teatros y cines durante los años 20 en periodos de vacaciones escolares, dado que las hermanas aún iban al colegio.
En 1938 Viola y Mildred, que tocaba el saxo y el clarinee, fundaron las Coquettes, una orquesta compuesta solo por mujeres que estuvo activa hasta 1942, año en que nuestra protagonista se casó y mudó a New York, allí estudió en Juilliard y se unió a otra orquesta femenina que funcionaba bastante bien a nivel comercial, la  Phil Spitalny's Hour of Charm Orchestra allí permaneció hasta su disolución en 1954, posteriormente trabajaría con la orquesta sinfónica de la NBC, tocó con Chick Webb y Ella Fitzgerald, también con  Frank Sinatra en varias ocasiones además de formar su propia banda Viola and her Seventeen Drums.

 

  
En los años 40 la anunciaban con reclamos como "La batería femenina más rápida de América"  sin embargo estar en una banda femenina en esa época era considerado un trabajo temporal, mientras los hombres estaban en la segunda guerra mundial ellas estaban haciendo una sustitución patriótica para entretener a los soldados.

Viola Smith escribió en 1941 para Down Beatmagazine un artículo llamado "Denle a las chicas un respiro" en el que escribía acerca de las mujeres podían tocar igual de bien que los hombres y que en esos tiempos de emergencia nacional en los que muchos músicos de las grandes bandas estaban siendo reclutados sería mejor que fuesen sustituidos por mujeres que tocaban bien que por otros músicos mediocres.




Trabajó en la representación del musical de Broadway de Cabaret, entre 1966 y 1970 con  Kit Kat Band.
Cuenta con orgullo haber tocado para la investidura del presidente Harry Truman, en 1949 y ha aparecido en 2 películas "When Johnny Comes Marching Home" y "Here come the co-Eds" con Abbot y Costello.
En su día rechazó una oferta de Woody Herman, prefirió continuar con las Coquettes.

Una de sus particularidades  es su distintivo set de batería, en el que usa 12 timbales, añadiendo timbales extra a izquierda y derecha, ha aparecido en numerosas ocasiones en catálogos de la marca Ludwig.




21/2/19

Teddy Bunn, estrella de la guitarra de los años 30.















Teddy Bunn fue un guitarrista bastante popular en la década de los años 30, se desenvolvía en el blues y el zazz, y participó en grabaciones de músicos importantes de ambos géneros. Teddy reconocía que, al principio, no sabía leer música y que era la intuición la que hacía que supiese cual sería la siguiente nota que iba a sonar, excepto cuando metía bien la pata, según sus propias palabras.

Pocos datos tenemos de su infancia y desarrollo, salvo que nació y se crió en Freeport, Long Island, no lejos de Manhattan, en una familia donde la música estaba muy presente.
Las referencias biográficas suelen empezar en 1929, a sus 20 años, en el momento en que realiza unas grabaciones con la Duke Ellington's Cotton Club Orchestra, además de entrar en el estudio el mismo día con el pianista Walter "Fats" Pichon y el trompetista Henry "Red" Allen.




Poco después participó junto a algunos miembros de la orquesta de Ellington en una grabación en la que se hacían llamar The Six Jolly Jesters; en aquel momento, Bunn estaba trabajando como músico de sesión, en pleno nacimiento de la “Gran depresión”, y colaboró con grandes del espectáculo, como Fats Waller, James P. Johnson y King Oliver, entre otros.


18/2/19

Fanny, una gran banda que desapareció sin dejar rastro.


























David Bowie dijo de Fanny “Una de las bandas femeninas más importantes del rock americano ha sido enterrada sin dejar rastro. Y esa es Fanny. Era una de las mejores bandas de rock de su tiempo, alrededor de 1973. Eran extraordinarias... tan importantes como cualquier otra persona que lo haya sido, nunca; simplemente no era su momento”.

Y así es, otros grupos compuestos únicamente por mujeres ya se habían formado en los años 60, por ejemplo The Continental Co-ets,The Ace Cups, Goldie & the Gingerbreads o The Pleasure Seekers y algunos otros se crearon también durante la segunda mitad de la década; Fanny estuvieron entre las pioneras, de hecho fue el tercer grupo de rock cuyos miembros eran del género femenino que firmó un contrato con un gran sello discográfico.

El origen del grupo parte de las hermanas de origen filipino June y Jean Millington, cuya familia se mudo de Filipinas a Sacramento, en California, lugar en el que ellas formaron su primer grupo, compuesto solamente por chicas, en el instituto, grupo llamado The Svelts, después de disolverse este pasaron a otro llamado Wild Honey con el que cambiaron su zona de actuación a L.A., allí frustradas por lo difícil que era hacerse un hueco en un panorama, en pleno 1969, dominado por hombres, deciden que van a romper la formación, pero en esa actuación llaman la atención de la secretaria del productor Richard Perry, que precisamente está buscando bandas femeninas a las que representar.

12/2/19

Jimmy Nolen: Píonero del funk.



























Jimmy Nolen (3 de abril de 1934 – 18 de diciembre de 1983), es un nombre para muchos desconocido, sin embargo tiene una buena colección de riffs que algunos hemos celebrado, ya que fue durante bastantes años el guitarrista de la banda de James Brown, es decir, que fue pilar y fundador del sonido funk en la guitarra con lo que se ha llamado el “chicken scratch”, que es ese rasgueo rítmico “muteando” (silenciando) las cuerdas en patrones de semicorchea sobre acordes de sexta o novena.
 
Original de Oklahoma, su primer acercamiento a la música fue un violín, a la tierna edad de 9 años, 5 años después ya estaba aporreando la guitarra, tratando de emular a T-Bone Walker.
Jimmy Wilson, que tuvo cierto éxito con un tema llamado “Tin Pan Alley” en 1953, le ofreció trabajo en su banda, por lo que tuvo que mudarse a Los Angeles, donde trabajó en sesiones de otros artistas como Monte Easter en el sello Aladdin, o el conocido saxofonista Chuck Higgins en el sello Dootone.



En 1955 graba su primer single "Slow Freight Back Home" y "Let´s Try It Again", estrenandose en la cara B como vocalista, fue en el sello Elko y no tuvo mucha trascendencia, como tampoco el siguiente single, "Strangest Blues / I Used To Love A Woman" editado bajo su nombre, aunque al parecer la grabación debería atribuirse a Jimmy Wilson.
Entre 1956 y 1957 grabó 5 singles para el sello Federal, donde se vislumbraba su talento guitarrístico, tampoco lo hacía mal como compositor o cantante, aún así los singles pasaron bastante desapercibidos.



 En 1957, pasó a formar parte del Johnny Otis Show, había grabado dos canciones anteriormente en Dig, el sello de Otis, pero no vieron la luz hasta unas cuantas décadas mas tarde. Permaneció durante 2 años en el grupo, tocando todos los clásicos con su peculiar sentido rítmico, y después grabó un single en el 59 en el sello Fidelity. A continuación pasó a formar su propia banda, la Jimmy Nolen Band.

7/2/19

Mary Kaye, la primera dama del Rock&Roll.


























A Mary Kaye le prestaron una Fender Stratocaster rubia (blonde) Mary Kaye, con los herrajes dorados, para hacer fotos promocionales, pero tuvo que devolverla. De nuevo se la prestaron para la película de 1956 Cha-cha-cha Boom! Pero nunca tuvo una de estas guitarras con su nombre, hasta que el fabricante, Fender, subsanó el error en el año 2002 y le regaló una similar, fabricada en la Custom Shop de la marca, el modelo “The White Beauty”.


28/1/19

Comparativa servicios de streaming de música.



A veces no basta con tener una colección de vinilos o Cd, simplemente queremos tener acceso fácil y rápido a un buen montón de música, sin complicaciones, desde cualquier dispositivo que pueda conectarse a una red. Para ello están las plataformas de streaming de música, que actualmente están luchando por hacerse con la hegemonía del mercado, por ello encontramos ofertas sorprendentes del tipo de 3 meses por 0,99 €, incluso 3 meses de prueba sin coste alguno, de modo que vamos a lanzar algunas preguntas que consideramos clave sobre 4 de las plataformas punteras en este momento para poder arrojar algo de luz a alguien que esté pensando darles una oportunidad.


Las plataformas escogidas son Spotify, Tidal, Youtube Music y Deezer. 
Apple music,fue descartada tras varios intentos infructuosos de activar el periodo de prueba, sin ningún código de error obtenido por parte de la plataforma de Apple.


Lo  primera que cabría preguntar es  cómo lo escuchamos, además de en el móvil. Las cuatro plataformas disponen de reproductor en el navegador web, desde las  que escuchar música además de gestionar y crear listas de reproducción:

https://open.spotify.com/
https://listen.tidal.com/
https://music.youtube.com
https://www.deezer.com/

Además Spotify, Tidal y Deezer tienen aplicación de escritorio multiplataforma, cosa que Youtube music no ofrece, y que permite gestionar la música desde nuestro ordenador.

¿Qué cantidad de música ofrecen?  
Spotify 35.000.000 de canciones.
Tidal 53.000.000 de canciones y 200.000 vídeos en HD
Youtube Music 50.000.000 de canciones, cifra no oficial y difusa, porque mezcla contenido de su plataforma de vídeo.
Deezer 53.000.000 de canciones

¿Es fácil encontrar y clasificar el contenido?
En todas las plataformas el cuadro de búsqueda funciona relativamente bien, aunque en Youtube music ofrece un filtrado por canciones, álbumes, vídeos, listas de reproducción y artistas que facilita la tarea, mientras que en Deezer, ante el cuadro de búsqueda vacío te ofrece una serie de etiquetas o tags por estilos, que te llevan a otras subcategorías y te ayuda, sobretodo, a encontrar música de una temática determinada.










Spotify te presenta un artista con sus discos ordenados de manera cronológica, de mayor a menor, y aún existiendo inconsistencias en algunas fechas -sobretodo debido a fechas de reediciones-, es de todas las plataformas comparadas la que ofrece mayor claridad respecto a la discografía; Deezer, por ejemplo, permite seleccionar en que forma se presentan los álbumes disponibles, por tipo, orden alfabético, fecha de salida o más escuchados. Dos cosas negativas con la aplicación en esto es que al parecer no guarda cual es tu elección como preferencia, es decir que aunque escojas ver una discografía como fecha de salida, cuando vuelvas a ese artista o a cualquier otro seguirás viendo las discografías ordenadas por tipo, sin saber muy bien a que atiende esa catalogación.

El segundo fallo, y este es bastante irritante es que cuando solicitas la ordenación por orden de fecha de salida obtienes resultados dispares, así que además de bregar con discografía no oficial, por no decir pirata, y esto es común a todas las plataformas, encuentras cosas tan absurdas cómo el caso de Buddy Holly, que tomaré cómo ejemplo, del cual aparece un disco grabado en la nochevieja de 1899, esto fue pocos días después de que naciese Humprey Bogart. Lógicamente es un fallo pero es que el siguiente disco es de 1964, teniendo en cuenta que Holly falleció trágicamente en 1959 es como si hubiese desaparecido del mapa sin grabar.
Unos 330 discos después, aproximadamente, entre los cuales aparecen discos con portadas horribles que incluso yo, con mi nula capacidad plástica podría haber diseñado un poquito mejor, algunos con imágenes de un señor que se parece al cantante de Lubbock, pero no lo es, finalmente llegamos al primer disco oficial, The Chirping Crickets, publicado originalmente en 1957, sin embargo aquí consta con fecha 1 de julio del 2015, así es muy doloroso trabajar con música, deberían separar la discografía oficial del resto. Poco después encontramos el mismo disco, fechado en el 2016 con la palabra remastered entre paréntesis, que al menos nos aclara que está retocada respecto a la publicación original.
De Holly, en vida, se publicaron solamente 2 Lps más, “Buddy Holly” y “That’ll be the day” ambos en 1958, aunque por supuesto se siguieron lanzando recopilaciones y discos con rarezas y retoques.


















Respecto al orden Spotify  es el único que permite crear carpetas de listas, y esto supone una gran mejora para evitar el caos, cuando tienes muchas creadas.

¿Hay información de los discos y artistas que escuchamos? 
Todas las plataformas muestran pequeñas datos biográficos sobre los artistas que seleccionamos y artistas relacionados, para que tiremos del hilo. Youtube music es la que menos ofrece al respecto.
Spotify añade información como fechas de próximos conciertos, si es el caso, mientras que Tidal en algunas ocasiones ofrece información exhaustiva de una canción o un disco, datos que normalmente encontraríamos en un disco, cómo quienes son los compositores de una canción o qué músicos han participado en la grabación, créditos que complementan a reseñas obtenidas de la plataforma Tivo.



























¿Qué opciones de reproducción tiene en cuanto a calidad se refiere?

Spotify dispone de opción de reproducción en alta calidad (solo para usuarios de pago). Según su página de soporte, Spotify emite en formato Ogg Vorbis, no en mp3; Para móviles puedes seleccionar 3 calidades, de menor a mayor ofrece una resolución de 96 kbps, 160 kbps y 320 kbps respectivamente, a mayor calidad mayor es el consumo de datos.
El reproductor web y de escritorio en calidad normal reciben audio a 160 kbps mientras que el de escritorio puede reproducir a 320 kbps.
También hay una opción para que todas las canciones suenen al mismo volumen, esto afecta drásticamente al sonido de algunas, aunque puede ser una opción práctica para escuchar música en exteriores. 

 Tidal se supone que en la calidad alta reproduce a AAC 320 kbs, luego hay un tipo de suscripción Hifi, alta fidelidad, que ofrece archivos sin pérdida, los llamados Lossless, en formato FLAC pero que cuesta el doble que una suscripción convencional y que ahora también incluye un formato MQA tecnología con calidad de estudio (master).


Youtube Music dispone de 3 calidades que representan 48 kbps, 128 kbps y 320kbps.

Deezer  ofrece opción compacto a 128 kbps, balanceado, que esescuchar contenido a 320 kbps con wifi y a 128 kbps con el móvil, opción superior a 320 kbps para móvil y wifi. También opción personalizada que incluye opción de audio básica (64 kbit/s)
Además ofrece una suscripción más cara con opción Lossless FLAC (19,99€ al mes)

¿Hay podcasts en la plataforma?
En Spotify aparte de las sugerencias recomendadas y del ranking de los más escuchados, encontramos varios podcast clasificados en diversas categorías cómo Historias, Educativo, Música, Salud y estilo de vida, Juegos, Tecnología y negocio, Arte y entretenimiento, Deportes y ocio, Noticias y política, Comedia y Niños y familia.
En  Tidal hay una sección de podcasts pero en ella no encontramos lo que esperamos encontrar, sino una docena de canales de habla no hispana, de Podcast o videocasts cuya temática no ha sido clasificada.
En Youtube Music Por el momento no, aunque al mezclarse el contenido con vídeos de Youtube podríamos encontrar alguno subido por esa vía, pero no es la manera en que funciona la entrega y suscripción de los podcasts.
Deezer  ofrece en otros países, pero de momento no en España.














¿Se puede escuchar sin conexión? ¿Qué límite de dispositivos hay por suscripción?
Spotify: Puedes escuchar música que hayas descargado en la cuenta de Spotify en hasta 5 dispositivos simultáneamente y en 1 dispositivo online.
Tidal: Puedes usar 1 dispositivo en modo online y 3 dispositivos en modo offline simultáneamente.
Youtube Music: Si, de la manera habitual, escogiendo que queremos descargar o con la Mixtape, que es una lista automática que descarga el programa en base a nuestros gustos y escuchas. Puedes escuchar la música descargada hasta en 10 dispositivos y 1 dispositivo online, por un pago adicional de 6 euros al mes se pueden incluir hasta 6 miembros mayores de 13 años en el mismo hogar.
Deezer: Se puede descargar música y escuchar en hasta 3 dispositivos simultáneamente y en 1 dispositivo online.

¿Se puede escuchar sin pagar suscripción?

Spotify si permite el modo freemium, escuchando o viendo anuncios, con ciertas limitaciones diarias en el número de canciones que puedes saltar en una lista -que se reproduce en orden aleatorio-, en las búsquedas, y tampoco puedes aumentar la calidad de reproducción ni descargar música para escucharla sin conexión. En las últimas versiones ofrecen, en el modo gratuito hasta 40 horas de música diaria en listas para que puedas navegar por ella en el orden que quieras.

Tidal no permite de momento escuchar música en su plataforma sin pagar por ello, excepto en el periodo de prueba gratuito.

Youtube  Music Si, aunque hay bastante confusión por el mareo habitual que hace Google al bailar con sus cambios de servicios y nombres, pues este viene a sustituir a la anterior plataforma llamada Google Play Music, pero al contener ahora la palabra Youtube e incluir opciones adicionales de suscripción para la plataforma de vídeo la confusión es mayor. Puedes tener acceso a Youtube music sin pagar mensualidad pero escucharás anuncios, no podrás reproducir en segundo plano, es decir que si abres otra aplicación o la pantalla de tu dispositivo se suspende, la música dejará de sonar. Con la versión gratuita no podrás descargar contenido para escucharlo o visualizarlo sin conexión.
Dada la fuerte relación entre la plataforma de vídeos Youtube hay que mencionar que tras un mes de prueba gratuita, y por 2 euros más al mes, tu suscripción de pago de Yotube Music se puede actualizar a Youtube Premium lo que hará que la plataforma de vídeos Youtube también se muestre sin anuncios, se pueda reproducir en segundo plano, guardar contenido para visualizar cuando no tengas conexión y acceder al canal de series y películas Youtube originals.














Deezer Si, pero escuchando anuncios, reproducción listas en modo aleatorio y saltando un máximo de 6 canciones por hora. Al pulsar reproducir sobre un artista escucharas una mezcla de sus canciones. No se puede descargar música para escuchar sin conexión.

¿Qué funcionalidades tiene que no tengan las demás? 

Spotify  permite recuperar listas que hayas borrado desde su web.
Desde hace unos años incorporaron las Daily Mix, listas automáticas generadas en base a lo que tú escuchas, además se crea otra similar llamada “Tu descubrimiento semanal” que cambia cada lunes y otra llamada “Tu radar de novedades” basada en artistas a los que sigues o te gustan y que tienen nueva actividad.
Añade una función social de modo que puedas agregar a tus amigos vía redes sociales y compartir tus gustos musicales, pública o individualmente, así cómo ver lo que ellos comparten, también puedes hacer que toda tu actividad de escucha sea pública o privada.
Dispone de un sistema de estadísticas bastante bueno.

Tidal respecto a Spotify se han centrado en ofrecer mayor calidad en el sonido, de ahí la suscripción Hifi, además de ofrecerte mezclas basadas en lo que escuchas te ofrecen otras basadas en las tendencias, que, por ejemplo en mi caso no tienen nada que ver con lo que suelo escuchar, además ofrece videos.

Youtube Music Para bien o para mal la integración con Youtube, que es una enorme fuente de contenido musical, de hecho al acceder por primera vez a esta plataforma de streaming ahí estaban mis listas de vídeos de Youtube, contra mi voluntad, pues la idea de mezclar en una aplicación la música y los vídeos no es atractiva para mi.
Al reproducir vídeos dentro de Youtube music, vídeos que en realidad son canciones con unas imágenes de fondo que poco te importan en muchos casos, tienes la posibilidad de indicar que no quieres vídeo, sino solamente la música, de ese modo ahorramos también datos.
Al integrar tanto contenido hay mucha música “morralla” que tendremos que separar del contenido que buscamos, obteniendo a veces demasiados resultados en nuestras búsquedas, siendo estos apabullantes e innecesarios.
La posibilidad de activar, por poco más, una versión de Youtube que pueda funcionar en segundo plano y sin publicidad será suficiente aliciente para algunas personas.







Deezer Tiene una función llamada “Flow” que simplemente pone música basada en tus gustos, al margen de eso también tiene una sección de recomendaciones y en la correspondiente sección de exploración está todo muy bien dividido por estilos y secciones, una vez accedemos a una se nos abren nuevos y lógicos caminos que nos ayudarán a encontrar música en el estilo que nos apetece, o por lo menos las herramientas si facilitan la tarea.
Algo que muchos cantantes echarán de menos en otras plataformas son las letras de las canciones ¡En Deezer están! Al menos en las canciones más populares, porque también se da el caso de canciones que se llaman igual y la letra que se muestra no es la de la que estás escuchando, pero algo es algo. Si la letra coincide, además algunas se muestran al ritmo de la canción, cómo si de un karaoke se tratase, y pulsando en una línea de la letra salta el audio hasta el minuto correspondiente.
En la versión de navegador se pueden añadir varias funcionalidades y divertimentos en forma de aplicaciones de terceros, desde formas diferentes en las que crear listas aleatorias y combinar artistas hasta funciones sociales, pasando por tests y pasatiempos con la música como temática principal.





























¿Y si llevo muchos años usando una plataforma y ahora quiero usar otra? ¿Sabes que faena, perder todas las listas de reproducción, discos favoritos, artistas, etc?
Ok, hay una aplicación web que se llama Soundiiz que por un pago de 4,5 € al mes, aunque con pagar el servicio un único mes ya debería servirte, te sincroniza todo el contenido entre estos servicios, todo o el que selecciones:
Listas, discos favoritos, artistas, canciones entre servicios.
El único requisito es que exista en la plataforma de destino, y que esta soporte dicha función.
Por ejemplo entre Spotify y Tidal hay compatibilidad 100%, pero de cualquiera de estas hacia Youtube music puedes exportar cualquier cosa excepto discos favoritos, que es algo cuya importación no soporta Youtube music.
No obstante 4,5€ es un precio muy económico por algo que te ahorra horas de trabajo si tuvieses que hacer el traslado manualmente.


 Valoraciones finales y personales.
Antes que nada recomendaría que no dejes que ninguno de estos programas gestione tu colección de música digital física, aunque dispongan de dicha opción, para que luego no te lleves sorpresas de discos eliminados, canciones que desaparecen y poltergeist o maniobras sospechosas. Ya se han dado casos, así que separa música física de streaming y no dejes que se conozcan, una vez dicho esto, mi recomendación sería que aproveches  las pruebas gratuitas y las exprimas al máximo, 3 meses de prueba por aquí gratis, otros 3 por allí a 0,99 €, ahora me doy de alta otro mes gratis en la misma plataforma pero con otra tarjeta de crédito o débito, así hasta que no te quede más remedio que pasar por caja, si es que lo vas a hacer, entonces ya decides en base a tu criterio y tu experiencia, lo cómodo que te ha resultado trabajar con un servicio u otro o si una plataforma tiene la música que escuchas o no.
Personalmente cada vez me gusta menos apostar por las compañías que tratan de absorber todos los campos posibles, del tipo Google, dado que es fácil ver como apuestan por un servicio de un modo muy fuerte por un espacio relativamente corto de tiempo para finalmente abandonarlo a su suerte, algo que han hecho en numerosas ocasiones, despertando cierta desconfianza en, no pocos usuarios; A pesar de ello, el valor añadido ligado a su plataforma de vídeo Youtube, si que es algo a tener en cuenta, si somos usuarios muy activos en esta, ya que por una suscripción total de unos 11,99€ incluiríamos todo el contenido musical, más la aplicación de Youtube sin publicidad y funcionando en segundo plano, más su canal Youtube originals cuyo contenido podría ser interesante.
Spotify es una apuesta por una plataforma especializada, que no trata de abarcar todo y se centra en lo que de verdad interesa, que es la música, aunque juega en desventaja contra el marketing de las compañías más grandes tiene la ventaja de ser uno de los servicios pioneros del sector, por lo tanto de los más conocidos y difundidos. Actualmente, de todos los comparados, es el único que ofrece en España, una manera de escuchar podcasts, además de ser el único que permite crear carpetas de listas de reproducción, lo que para quienes aman crear cientos de listas es un añadido importante, por aquello del orden y la paz mental.
Tidal llegó haciendo mucho ruido, por lo mediáticos que son los artistas que hay detrás, se incidió en que era una plataforma orientada en los artistas y para artistas, aunque luego han habido polémicas respecto al pago de royalties, en todo caso el valor añadido que ofrece respecto al que fue su principal competidor, Spotify, es la versión de Alta fidelidad, algo que no me parece demasiado relevante, cuando hablamos de escuchar música en dispositivos móviles, o con equipamientos no profesionales, y los vídeos -que tampoco es algo que busco cuando hablo de música en streaming-.
Deezer  es una buena opción entre  Spotify y Tidal,  también con versión de Alta fidelidad, con mucho contenido y con una interfaz clara, al final, como digo, es una cuestión de probar y descubrir en qué plataforma está la música que nos gusta.